Se postergó hasta el miércoles el juicio contra un docente del jardín San Roque


Si bien los fiscales Alejandra Del Río Ayala y Matías Broggi, y las abogadas querellantes Carolina Walker Torres y Agustina Taboada se opusieron a la solicitud de recusación, el tribunal avaló lo expuesto por los defensores y dispusieron un cuarto intermedio de una hora para designar un nuevo juez.

Leer más ► Comienza el juicio contra el maestro implicado en el caso de abuso del jardín San Roque

sebastian oroño.jpg

El abogado Sebastián Oroño lleva adelante la defensa de D.C. junto a Ignacio Alfonso Garrone

El abogado Sebastián Oroño lleva adelante la defensa de D.C. junto a Ignacio Alfonso Garrone

Maiquel Torcatt/ Aire Digital

El tribunal original estaba conformado por los jueces Gustavo Urdiales (presidente), Pablo Ruiz Staiger y Pablo Busaniche. Este último magistrado intervino en la audiencia imputativa y controló la legalidad de la detención de las exdirectivas del jardín, sospechadas de haber intentado encubrir la denuncia; actualmente, ambas mujeres se encuentran sobreseídas y desvinculadas de los hechos, y deben presentarse como testigos en el juicio a D.C.

Es por eso que los abogados defensores sostuvieron que como Busaniche había tomado intervención en una causa que involucró a las dos testigos, podía influir al momento de evaluar la prueba del presente juicio.

Leer más ► Sobreseyeron a una exdirectora del colegio San Roque imputada de encubrir un caso de abuso sexual

busaniche.jpg

El juez Pablo Busaniche intervino en la audiencia imputativa de una causa conexa que involucró a testigos del presente juicio

El juez Pablo Busaniche intervino en la audiencia imputativa de una causa conexa que involucró a testigos del presente juicio

Maiquel Torcatt/Aire Digital

Tras una hora y media de espera, se designó a la jueza Susana Luna para ocupar el lugar de Busaniche. Sin embargo, cuando la magistrada tomó conocimiento que la querella era representada por Carolina Walker, se apartó del juicio.

Es que la jueza supo integrar el primer tribunal del «caso Baraldo» (un abuso intrafamiliar de Esperanza) y cuál fue recusado por los abogados querellantes de ese entonces: Martín Risso Patrón y justamente la abogada Walker Torres. Desde entonces, Luna se inhibe de participar en toda audiencia en la que sea parte la letrada santafesina.

Finalmente, la Oficina de Gestión Judicial de Primera Instancia designó a Rosana Carrara para que sea parte del tribunal; para entonces ya era casi el mediodía, y los testigos que habían sido convocados para hoy consultaban si debían quedarse o tenían que organizar también la tarde.

Cuando se reanudó el debate, Urdiales leyó el decreto de inhibición de Susana Luna y manifestó a las partes que si había algún planteo que realizar al nuevo tribunal lo realicen durante el día. En tanto, el juicio iniciará el miércoles a las 8:30 con los alegatos de apertura y la exhibición de las Cámaras Gesell.

carrara.jpg

La jueza Rosana Carrara ocupará el lugar de Busaniche en el tribunal

La jueza Rosana Carrara ocupará el lugar de Busaniche en el tribunal

Maiquel Torcatt / Aire Digital

Cargos

El docente llega al debate bajo la medida cautelar de prisión preventiva e imputado como autor de abuso sexual con acceso carnal calificado por ser encargado de la educación, en concurso ideal con promoción a la corrupción de menores agravada.

Según la hipótesis de los fiscales Broggi y Del Río Ayala, los abusos se concretaron entre marzo y noviembre de 2018, y entre marzo y el 26 de julio de 2019. Para ambos funcionarios, los hechos de 2018 ocurrieron cuando la víctima fue alumno del docente en el jardín de infantes; mientras que los restantes un año después, cuando el niño concurría a la escuela primaria que pertenece al mismo complejo educativo.

A causa de esa acusación, el profesor permaneció detenido durante dos años. Sin embargo, este año, al cumplirse el máximo de tiempo de detención preventiva, el juez Jorge Patrizi dispuso que se extienda la medida cautelar hasta que llegue el debate. Dicho fallo fue luego confirmado por el juez Enrique Álvarez.

Por el caso, la Fiscalía pretende una condena de 16 años de prisión efectiva, mientras que la querella solicita una pena aún mayor de 20 años de cárcel para el docente. A su vez, desde la otra vereda, los abogados del imputado buscarán probar durante el juicio la inocencia de su asistido.



Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.