La jubilación docente, en la mira del Gobierno y del FMI


En lo que va de este año, los jubilados docentes nacionales recibieron un aumento del 9,38% en marzo frente a una inflación que a junio se estima del orden del 33%. Equivale a una pérdida del poder adquisitivo de casi el 18%.

El régimen previsional docente prevé aumentos semestrales en marzo y septiembre. Sin embargo, por la altísima inflación, el año pasado se les adelantó en diciembre el aumento de marzo de 2022 y se esperaba que en junio se repitiera el mismo esquema, con un aumento trimestral en junio, a cuenta de lo que les correspondería en septiembre.

Leer más ► Diputados del Frente de Todos piden actualizar cada tres meses la jubilación docente

De las liquidaciones de haberes de junio, que ANSeS anticipa todos los meses, surge que los jubilados docentes cobrarán los haberes de junio, sin ningún aumento o adelanto, a los mismos valores de marzo, abril y mayo. Y que deberán esperar a septiembre para recibir el aumento sobre sus haberes.

Con estos niveles de inflación, hacia septiembre, la caída real de esos haberes puede ser de más del 30%.

Hay que recordar que apenas asumió Alberto Fernández, en la ley de Emergencia junto a la autorización de los aumentos por decreto diferenciados por rango de haberes se estipulaba que “el Poder Ejecutivo nacional convocará una comisión integrada por representantes del Ministerio de Economía, del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social y miembros de las comisiones del Congreso de la Nación competentes en la materia, para que en el plazo de 180 días revise la sustentabilidad económica, financiera y actuarial y proponga al Congreso de la Nación las modificaciones que considere pertinentes relativas a la movilidad o actualización de los regímenes especiales (…) y de toda otra norma análoga que corresponda a un régimen especial, contributivo o no contributivo, de acuerdo a lo que establezca la reglamentación”.

Leer más ► Jubilaciones: prorrogar la moratoria de la Ley 26.970 es clave para más de 800.000 trabajadores

Sin embargo, por la oposición de los gremios vinculados a los regímenes especiales, esa Comisión no llegó a constituirse. En tanto, los aumentos diferenciados por decreto provocaron en 2020 una caída en el poder adquisitivo de las jubilaciones y pensiones medianas y más altas de hasta 8,9 puntos.

Por su parte, en el acuerdo con el FMI de este año, el Gobierno acordó revisar los regímenes especiales. Ante la reacción que provocó ese compromiso entre los docentes, el presidente Alberto Fernández tuvo que aclarar que no acordó con el FMI estudiar los regímenes previsionales docentes. “De lo que se habla es de los regímenes especiales de privilegio, donde básicamente están los embajadores y jueces. Algo hicimos con los jueces pero deberíamos avanzar más. Lo mismo con los embajadores”, señaló el Presidente.

Los jubilados docentes acumulan, punta a punta, en cuatro años –entre 2018 y 2021– una pérdida del 17% frente a la suba de los precios, casi sin recuperar en 2020/21 el fuerte retroceso de 2018/2019.

Leer más ► Más de 7,4 millones de jubilados y pensionados cobrarán en junio el aguinaldo con 15% de aumento

La secuencia fue:

  • En 2018, los jubilados docentes recibieron dos aumentos por un total del 22,3%, frente a una inflación del 47,6%.Un retroceso del 17,1%.
  • En 2019 el aumento fue del 49,3% y la inflación del 53,8%. Una pérdida del 2,9%.
  • En 2020 hubo una recuperación parcial: el aumento de los docentes fue del 40,8% versus una inflación del 36,1%.Una mejora del 3,4%.
  • En 2021, con el adelanto, el incremento fue del 50,6% versus una inflación del 50,9%.Una caída de 0,3 puntos.

Los aumentos diferenciados para docentes se deben a que la ley previsional del sector fija que los trabajadores activos aportan dos puntos adicionales (13% del sueldo) y se jubilan con el 82% móvil correspondiente al cargo que tenían en actividad.

Leer más ► Larreta endurece el discurso y dice que si es Presidente habrá reforma laboral y jubilatoria

Para determinar los aumentos de los ya jubilados, la Secretaría de Seguridad Social calcula la variación semestral de los sueldos de los docentes activos con aportes a la ANSeS, la llamada “Remuneración Imponible Promedio Docente” (RIPDOC).

Para la jubilación docente rige el 82% móvil. Se jubilan a los 57 años las mujeres y 60 años los varones, si como mínimo estuvieron al frente de alumnos por 10 años.



Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.