Equinoccio de primavera: ¿por qué la primavera comienza el 22 de septiembre?


Pero la fecha del 21 de septiembre no es más que una convención. A pesar de que en su Día, los estudiantes salen a festejar al aire libre, muchos años el clima se presenta con un malhumorado gris de invierno o con temperaturas bajas como hoy, demostrando lo que realmente lo es: una de las últimas jornadas de la estación más fría del año.

image.png

¿Cuándo comienza la primavera? No siempre el mismo día, ni a la misma hora. El equinoccio que marcará el inicio de la primavera en el hemisferio sur este año el jueves 22 de septiembre a las 22:03 hora argentina.

¿Cuándo comienza la primavera? No siempre el mismo día, ni a la misma hora. El equinoccio que marcará el inicio de la primavera en el hemisferio sur este año el jueves 22 de septiembre a las 22:03 hora argentina.

Entonces, ¿Cuándo comienza la primavera? No siempre el mismo día, ni a la misma hora, aunque no varía demasiado. El equinoccio que marcará el inicio de la primavera en el hemisferio sur y del otoño en el norte se producirá este año el jueves 22 de septiembre a las 22:03 hora argentina.

El inicio de la primavera no se produce cada año el mismo día y a la misma hora porque “el tiempo, es decir la cantidad de días entre el equinoccio de marzo de un año y el del año siguiente, no coincide o no es divisible por la cantidad de días que tiene nuestro calendario Gregoriano”, que es una convención de los países occidentales, al igual que celebrar el día de la primavera el 21 de septiembre.

Así, el jueves se producirá un fenómeno astronómico según el cual la iluminación del hemisferio norte y sur será la misma de forma tal que “los dos polos, el polo norte y el polo sur de la Tierra, estarán iluminados al mismo tiempo. En cualquier punto de la Tierra, a excepción de los polos, la cantidad de horas que está el Sol sobre el horizonte será igual a la que está debajo, es decir que el día dura lo mismo que la noche.

image.png

El equinoccio de primavera habitualmente ocurre entre el 22 y el 23 de septiembre, aunque eventualmente alguna vez pudo haberlo hecho el 21 por la noche, hora argentina.

El equinoccio de primavera habitualmente ocurre entre el 22 y el 23 de septiembre, aunque eventualmente alguna vez pudo haberlo hecho el 21 por la noche, hora argentina.

La igualdad en la cantidad de luz que reciben ambos hemisferios durante los equinoccios diferencia este fenómeno de los solsticios, que se producen en junio y en diciembre, dando comienzo al invierno y el verano, respectivamente para el sur y norte de la Tierra.

En el solsticio de junio, el que está iluminado las 24 horas es el polo norte y en el de diciembre está iluminado las 24 horas el polo sur. Los días del solsticio de junio los rayos del Sol caen perpendiculares al Trópico de Cáncer, en el hemisferio norte, y los días del solsticio de diciembre los rayos caerán perpendiculares al Trópico de Capricornio, en el hemisferio sur.

El equinoccio de primavera habitualmente ocurre entre el 22 y el 23 de septiembre, aunque eventualmente alguna vez pudo haberlo hecho el 21 por la noche, hora argentina.

Los equinoccios y los solsticios se producen en función de que el eje de la Tierra está inclinado ligeramente respecto al plano de traslación alrededor del Sol. Y por tanto la luz del Sol no llega por igual a todos los puntos del planeta. Si la Tierra no estuviera inclinada, el Sol siempre incidiría sobre el Ecuador y la cantidad de luz que recibiría el planeta sería la misma en todos los lugares, y no habría estaciones.



Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *