Gastón Recondo tuvo un gran cambio: «En Qatar, con los 50 grados, me dio vergüenza lo que vi»

«Me estaba costando encontrar la fuerza de voluntad como para empezar y cuando fui a Qatar, hace un mes, a preparar imágenes para un especial que salió en TyC Sport, en uno de los momentos en el desierto, cuando me vi en la grabación, me dio vergüenza lo que vi…”, confió Gastón a El argentino diario.

Captura de Pantalla 2022-09-19 a la(s) 12.01.24.png

Gastón Recondo antes del gran cambio

Gastón Recondo antes del gran cambio

A veces el espejo no te lo muestra como si lo hicieron los 50 grados de Qatar. Y ahora, todos los lunes, me peso, grabo y lo subo a las redes sociales para comprometerme. Yo sé que asumiendo el compromiso delante de las personas va a haber mucha gente, además de mi familia, que va a estar esperando que cumpla con mi palabra, y eso me compromete aún más», se sinceró Recondo.

«No sigo un método específico. Lo que hago es suprimir alimentos que son los que como en abundancia, de manera desmedida. Yo sé que no hacen mal. Lo que hace mal son las cantidades que yo como. Entonces, tengo que ayudar a la fuerza de voluntad», contó Gastón.

«Lo que más suprimí de mi alimentación fue harina, más que nada por el pan, las facturas y las galletitas y las milanesas, que soy de comer muchas también. Tampoco estoy comiendo empanadas ni pizza. Es por un tiempo, tampoco es para siempre y está todo controlado con mi médico personal, no soy un inconsciente», compartió Recondo.

«Suprimí azúcares, fundamentalmente por el lado del dulce de leche pero como fruta y ahí tengo el azúcar que necesito. Soy de agregarle mucha sal a la comida, aunque ya este cocida con sal. Y lo que estoy haciendo ahora es no agregarle. Tampoco mayonesa. La mayonesa es sana pero no la cantidad que yo le pongo habitualmente», reconoció el periodista.

«Camino mucho porque voy de acá para allá en transporte público y no tengo las paradas de subte en la esquina. Entonces, todo lo que camino me hace sumar entre 8 mil y 10 pasos por día… es un montón. Y los domingos, cuando puedo, voy a jugar al Básquet, y eso también me ayuda», enumeró Gastón.

«El objetivo son 80 días, no es un peso. Después de ese plazo, lo que espero es tener la conducta de no agregarle sal a las comidas, comer mayonesa de manera prudencial. Y lo demás, también… poder comerme dos facturas y no seis, tres empanadas y no seis, tres porciones de pizza y no una entera. Me gusta mucho comer, lo disfruto pero se ve que no me ayuda. Entonces, estos ochenta días también los estoy aprovechando para cambiar ese chip»,

Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *