Día mundial contra la hepatitis: ¿por qué se conmemora el 28 de julio?


Se estima que en el año 2015 había aproximadamente 250 millones de casos de hepatitis B en el mundo, principalmente en países del África subsahariana, Asia y las islas del Pacífico. Aunque hoy en día también ha proliferado esta afección en regiones de América del Sur, las zonas sur de Europa central y oriental, Asia y el Medio Oriente.

image.png

La hepatitis vírica es una enfermedad que afecta el hígado y puede ser causada por cinco virus diferentes.

La hepatitis vírica es una enfermedad que afecta el hígado y puede ser causada por cinco virus diferentes.

Con la celebración de este día, la OMS se ha planteado alcanzar varios objetivos a nivel mundial, entre los que se encuentra el reducir en un 90% la probabilidad de nuevas infecciones de hepatitis en cualquiera de sus presentaciones A, B,C, D o E y evitar el 65% de las muertes que acarrea año tras año el contagio de hepatitis vírica. Metas que han ido alcanzando gracias a charlas, tratamientos e investigaciones de laboratorio que llevan a cabo las instituciones de salud pública cada 28 de Julio.

¿Qué es la hepatitis vírica?

La hepatitis vírica es una infección que produce una inflamación aguda en el hígado. Existen 5 virus diferentes de la hepatitis, cada uno catalogado con una letra del alfabeto diferente y mientras más alejado de la A se encuentre mayor es el riesgo que acarrea la infección.

image.png

Cada uno de los tipos de hepatitis tiene asignada una letra de la A a la E, siendo la A la menos grave y la E la que conlleva mayor peligro.

Cada uno de los tipos de hepatitis tiene asignada una letra de la A a la E, siendo la A la menos grave y la E la que conlleva mayor peligro.

En la mayoría de los casos, la inflamación del hígado comienza de forma súbita y solo dura unas pocas semanas. La forma más común de contraer esta enfermedad es insertando en nuestro cuerpo algún objeto contaminado con sangre de alguien que ya posee el virus, cosa que ocurre mucho en personas que se tatúan, se hacen piercing en el cuerpo, tienen varias parejas sexuales o comparten agujas para inyectarse drogas o cualquier otra sustancia en el cuerpo.

Método para prevenir las hepatitis víricas.

Lo primero, es no realizar ningún proceso invasivo del cuerpo, como por ejemplo, tatuarse las cejas o inyectarse Botox en un lugar poco fiable que no cuente con las normas más elementales de higiene, ni tenga permisos.

image.png

La vacunación contra la hepatitis es una de las mejores formas de prevenir esta enfermedad.

La vacunación contra la hepatitis es una de las mejores formas de prevenir esta enfermedad.

Lo segundo es ponerse vacunas en contra de los tipos de virus más común que suelen ser los de tipo A, B y C (Las dos primeras se le aplican a los niños durante los primeros meses de vida).

Y lo tercero, es utilizar continuamente protección al mantener relaciones sexuales.

Aunque por lo general las hepatitis víricas raras veces pueden conllevar a la muerte o a las hospitalizaciones de emergencia. Es importante mantenerse en control del estado del cuerpo, realizando exámenes de sangre general cada 6 meses o al año.



Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *